Son varias las leyes que deben tenerse en cuenta tanto en lo que se refiere al tratamiento de documentación confidencial como en lo relacionado con la destrucción de ésta.

El Ministerio de Justicia sacó a la luz el nuevo Reglamento de seguridad de la LOPD, que entró en vigor en 2007 y estableció las medidas de seguridad que las entidades debían aplicar a la totalidad de los datos personales en soporte papel.

Cualquier empresa que decida contratar un servicio de destrucción de documentos e información confidencial debería solicitar que, una vez finalizado el proceso, se les entregue un certificado de destrucción firmado, en el que se establezca la fecha en la que los materiales fueron recogidos y su posterior fecha de destrucción