Uno de los aspectos más sobresalientes del paquete de servicios que ofrece All-Safe, se refiere a la puntual distribución de contenedores de desechos a los clientes, para que en ellos depositen los materiales destinados al posterior proceso de destrucción.