Con la aparición de Internet la idea de que el papel desaparecería de las empresas fue predominante, sin embargo, este soporte sigue ocupando un lugar primordial en las empresas.

El papel ha sido siempre el material más usado en las empresas. Sin embargo, en las últimas décadas el soporte digital le ha ido ganando terreno poco a poco, desbancando en muchas ocasiones al formato tradicional.