Uno nunca sabe lo que sucederá a ciencia cierta. Sin embargo, es posible prevenir y salir avante de cualquier contingencia.

Iniciar un proyecto de negocios no es algo sencillo. No es un asunto que se pueda llevar a cabo en el tiempo libre o durante los fines de semana.

Para mejorar el rendimiento de una empresa resulta una buena táctica establecer una suerte de mapa de puntos estratégicos. Esta perspectiva de altos alcances de la situación de un proyecto empresarial, nos permitirá localizar numerosos aspectos de mejora.