La defensa por la salvación del medio ambiente es la salvación de todos. Ante esta premisa el reciclaje se perfila como una de las últimas oportunidades del ser humano para preservar lo que queda de la pureza del planeta. Hay que luchar desde todos los frentes para lograr un cambio concientizador y profundo.